Ariel Sharon, la vida de un controversial guerrero israelí

La figura de Ariel Sharon, formada en el campo de batalla, fue controversial y polémica, pero a la vez admirada en el interior de su país.

Además de ser jefe de gobierno de su país entre 2001 y 2006, para muchos israelíes Ariel Sharon fue un héroe de guerra, que lideró decisivas campañas en las guerras de 1967 y 1973 contra varios estados árabes.
Para muchos palestinos, en cambio, fue el "carnicero", quien cercó la capital libanesa Beirut y a quien muchos consideran responsable de la muerte de miles de civiles en los campos de refugiados de Sabra y Chatila, en Líbano en 1982.
"Nadie puede enseñarme acerca de la necesidad de paz", dijo en alguna ocasión. "Yo soy la persona que estuvo en la batalla, pero a la vez soy la persona que puede prevenir una guerra".
Sin embargo, algunos interpretaron que esa dureza, fraguada en las distintas guerras que libró su país, se doblegó ante una de sus últimas decisiones como primer ministro: sacar a Israel de la franja de Gaza.
Esto causó conmoción entre parte de sus seguidores.
Pero no hubo mucho tiempo para arrepentirse: su carrera se interrumpió bruscamente a causa de un derrame cerebral en enero de 2006.

La dureza de un comandante
Ariel Sharon nació en Kfar Malal, en el entonces Mandato Británico de Palestina, en 1928.
"Nadie puede enseñarme acerca de la necesidad de paz, yo soy la persona que estuvo en la batalla, pero a la vez soy la persona que puede prevenir una guerra"  Ariel Sharon, exprimer ministro israelí
Una de sus primeras participaciones militares fue en la organización militar clandestina judía Haganah. Fue comandante de pelotón en la guerra árabe-israelí de 1948.
En los años 50 lideró un comando de fuerzas especiales, la llamada Unidad 101, que se encargaba de atacar a las milicias palestinas más allá de la frontera.
Una de sus primeras acciones controvertidas sucedió durante el desarrollo de unas maniobras militares en la localidad fronteriza de Qibya, en 1953.
Sus hombres habían recibido la orden de volar diez casas durante una redada, pero al final demolieron 40, en una avanzada que dejó 69 personas muertas.
"Pensé que las casas estaban vacías", declaró a los medios años después.
De ese modo fue construyendo una carrera en la que se destacaba por su temeridad como soldado y por ser un notable estratega como comandante. Participó en todas las guerras de su país desde la fundación del Estado de Israel, en 1948.
Lideró la brigada que estuvo en la guerra de Suez en 1956, donde alcanzó el rango de general mayor.
En la guerra de los seis días de junio de 1967, el entonces general Sharon comandó la división que logró arrebatarle a Egipto gran parte de la península del Sinaí.
En 1973, cuando Egipto y Siria lanzaron un ataque sorpresa contra Israel, Sharon dirigió la operación que aisló al tercer ejército egipcio en el Sinaí, un movimiento clave que ayudó a la posterior victoria israelí.

En el parlamento
Su fama de militar destacado lo impulsó a la política. En 1973 fue elegido para formar parte del parlamento (la Knéset) dentro del nuevo partido de derecha Likud, pero renunció un año más tarde para convertirse en asesor de seguridad de Yitzhak Rabin.
Pero no estaría alejado mucho tiempo del parlamento: en 1977 fue elegido de nuevo. En 1981, el entonces primer ministro Menájem Beguín -que falleció en 1983- lo nombró ministro de Defensa.
A raíz de los bombardeos en el norte de Israel lanzados por la Organización para la Liberación de Palestina de Yasser Arafat (OLP) desde Líbano, Sharon planeó y dirigió la invasión de ese país en 1982.
Sin hacerlo explícito al primer ministro Beguín, Sharon envió al ejército de Israel hacia Beirut, en una guerra que terminó con la expulsión de la OLP de Líbano.
Aunque el movimiento sirvió para que la OLP dejara de atacar a Israel desde Líbano, tuvo un resultado catastrófico: las masacres de Sabra y Chatila, donde el brazo armado de la Falange Cristiana Libanesa dio muerte a centenares de palestinos refugiados en dos campos de Beirut bajo control israelí.
Estos hechos causaron un fuerte repudio de la comunidad palestina hacia la figura de Sharon.
En 1983 fue retirado de su cargo e investigado por un tribunal israelí, quien lo halló responsable de forma indirecta de los crímenes cometidos en Sabra y Chatila.

El regreso político
A pesar de la sentencia, Sharon continuó siendo una figura bastante popular y una ficha clave en distintos gobiernos.
Fue un decidido impulsor de los asentamientos de colonos en Gaza y, como ministro de Vivienda en 1991, lideró el impulso de construcción más grande de asentamientos judíos en Cisjordania y Gaza desde que Israel ocupó los territorios en 1967.
Tras la victoria de la coalición conservadora en 1996, el nuevo primer ministro, Benjamin Netanyahu, lo nombró ministro de Relaciones Exteriores en 1998.
Poco después, tras la derrota de Netanyahu en 1999, Sharon se convirtió en el líder del partido conservador Likud.
Tras el fracaso de las negociaciones de Camp David en 2000, el exgeneral intentó promover una ola de críticas contra el entonces primer ministro Ehud Barak, a quien acusó de ser un usurpador que intentó canjear Jerusalén por un acuerdo de paz.
Llegó al poder en 2001, seis meses después de la segunda intifada, que se había iniciado después de la polémica visita de Sharon a varios lugares sagrados de Jerusalén, entre ellos el Monte del Templo, llamado así por los judíos, o la Explanada de las Mezquitas para los musulmanes.
Su elección se hizo en torno a lo que habían prometido la mayoría de sus predecesores: paz exterior y seguridad interna para Israel.
Después de tomar posesión, se iniciaron una serie de medidas tomadas de forma unilateral, como la construcción del muro en la frontera con Cisjordania, que le valiera a Israel fuertes críticas de parte de la comunidad internacional.

La retirada
Su plan de retirada de Gaza, llevada a cabo tiempo después, y el reconocimiento de la Autoridad Nacional Palestina fueron duramente criticados por su partido y Sharon fue acusado de debilidad y traición.
Agotado por la oposición de su propio partido sobre esta decisión, en noviembre de 2005 renunció al Likud y formó una nueva agrupación partidaria, de corte moderado, llamada Kadima que significa "hacia adelante" en hebreo.
Su intención era tener más capacidad de maniobra para alcanzar un acuerdo de paz con los palestinos.
En diciembre de 2005, Sharon sufrió un accidente cerebrovascular, del que logró salir con vida.
Sin embargo, en enero de 2006 de nuevo tuvo un derrame cerebral del que nunca se recuperó.
Sharon falleció en Tel Aviv después de varios días en estado crítico, en los que estuvo acompañado por su familia.
http://www.bbc.co.uk/mundo

No hay comentarios.:

Publicar un comentario